El Portal & Wine, embajada de Krug

| Restaurantes |

Pin It
Carlos Bosch y Sergio Sierra.

Carlos Bosch y Sergio Sierra.

Hace ya años que había oído hablar de El Portal & Wine de Alicante, una taberna que trasmitía nuevas sensaciones y que a toda hora, el ambiente y la animación de la que se disfrutaba era muy agradable y divertida.

Además de esas impresiones, existía una sólida sensación de empresa y al frente de la misma se encontraba Carlos Bosch, el verdadero ideólogo de El Portal, y junto a él, Sergio Sierra, el alma gastronómica del establecimiento. Porque si El Portal & Wine tiene una de las mejores bodegas de la Comunitat, no menos fastuosa es su cocina de mercado y producto y su oferta de arroces.

Cuando cruzas su umbral, descubres esas sensaciones e intuyes que nunca antes las has vivido o descubierto.

Desde primera hora (abre a las 13 horas), dos cocteleros ofrecen deliciosas combinaciones, algunas clásicas, y muchas novedosas. Al mismo tiempo un ‘dj’ anima el ambiente con una música templada que anima el salón y que va alentado a la clientela, al tiempo que se ambienta conforme van pasando las horas.

En la cocina, Sergio ofrece una gastronomía de mercado donde el producto es trabajado con gran naturaleza y enorme sencillez, pero atesorando todos esos quilates que posee en su interior, que lucen en el plato y cautivan al cliente.

Botellas de Krug.

Botellas de Krug.

Desde hace un año, El Portal & Wine se convirtió en Embajada de Krug, la única existente en España, y una de las pocas que existen en el mundo.

Krug fue creada en 1843 por Joseph Krug en la ciudad francesa de Reims, en la prestigiosa región de Champagne. A lo largo de su historia, desde la creación y hasta nuestros días, la familia Krug solo ha buscado la excelencia, la exclusividad y la riqueza de este champagne, que sorprende siempre que lo bebes. Porque lo bebes y lo disfrutas al mismo tiempo, gozando de emociones indescriptibles. Por ello y como comenta Oliver Krug, “no suelo hacer promesas, pero hay una que hago sin reservas: nadie olvidará la primera vez que pruebe Krug”.

Para que la entronización fuera perfecta, hace unas semanas, Maggie Henríquez, presidenta de la Maison Krug y su equipo directivo -Riccardo Ferrari y Georges Alexandre- se desplazaron a la ciudad de Alicante y, junto a Carlos Bosch, celebraron una cena en El Portal donde Sergio ha creado un Menú Krug.

Su champagne Krug Gran Cuvée fue la base de la cena y es el que se sirve cuando un cliente reserva el Menú Krug. Es un champagne que se elabora con más de 120 vinos procedentes de diversas cosechas, algunas superiores a los 15 años. Las variedades que se utilizan en su elaboración son la Pinot Noir y Pinot Meunier (ambas tintas), y la blanca Chardonnay.

Ensaladilla rusa.

Ensaladilla rusa.

La primera parte del menú está compuesto por chacina ibérica de Maldonado (jamón y lomo ibérico), la ensaladilla de El Portal, salazones de media curación y cecina de León cortada (al igual que la chacina) a cuchillo.

Un plato de nueva creación fue el siguiente: carpaccio de vieiras con sopa fría de cerezas. Creación de contrastes y que la ligera acidez del Grand Cuvée armonizó con delicadeza y gran sutilidad. Continuamos con la carne del cangrejo real y quinoa, servido y aderezado en la misma pata, todo un síntoma de singularidad. Una carne sabrosa, con un leve sabor a mar y de gran prolongación en el paladar.

Como buen amante del producto, Sergio ofrece una gamba roja de Dénia, donde la armonía que encuentras entre la copa de Krug y su cabeza sorprende por su melosidad y complicidad; dos productos que no se conocen pero que están llamados a dar días y noches de gloria.

El siguiente plato, el atún rojo se sirve con el Krug Vintage de 1998. Los Vintage sólo se elaboran los años en las que la cosecha se considera excepcional; y 1998 lo fue. Elaborado con las tres típicas variedades, es un vino que exhala refinamiento y complejidad. Con notas añejas que van evolucionando hacia una cierta frescura con la aparición de las notas cítricas, marinando con excepcionalidad con un pescado tan complejo (por su grasosidad) cómo es el atún fresco.

Cangrejo Real.

Cangrejo Real.

El Krug Rosé fue el único champagne que la Maison nunca había elaborado, hasta que a finales de la década de los 70, Henri y su hermano Remi crearon un Rosé. Cuando se lo dieron a probar a su padre; éste les dijo “alguien está copiando la personalidad de Krug”.

Elaborado con las tres variedades, se utilizan 150 vinos de reserva de la bodega, y un vino tinto de Pinot Noir que ha fermentado y que le trasmite ese color y sabor único.

Ese Rosé se sirvió con un pichón en tres cocciones. Un plato predestinado a sucumbir a la pasión que ofrece el Krug Rosé.

Hay que felicitarse que en la Comunitat Valenciana, y en concreto en la ciudad de Alicante, se sitúe la única Embajada Krug de España, y una de las 150 que existe en todo el mundo.

Según reconoció Maggie, los conceptos que busca La Maison Krug, son los que reúne El Portal, y no son otros que “un espacio de amor, de emoción, de experiencia; único en el mundo”.

Pedro G. Mocholí

Ningún comentario aún.

Dejar un comentario

Mensaje